La campana extractora es un electrodoméstico esencial e imprescindible y a su vez, uno de los electrodomésticos más importantes de nuestra cocina y no es para menos. Elimina olores, humo, humedad, airea y desinfecta y reduce la grasa en la cocina y alimentos. Las campanas extractoras eran muy ruidosas y no extraían lo suficientemente bien. Sin embargo, esta relación ha cambiado y actualmente encontraremos campanas extractoras con alto poder de extracción y muy silenciosas, de hasta menos de 60 decibelios.

 

 

La campanas extractoras durante su funcionamiento. En términos generales, emiten o emitían entre los 80 y 90 decibelios a máxima potencia y 50 con la mínima. Por ello, los fabricantes están trabajando en campanas extractoras silenciosas, aunque a mayor nivel de absorción exista un mayor nivel de ruido por la corriente de aire y su ventilador, aunque el tipo de instalación también influye bastante. Los fabricantes están trabajando han conseguido degradar estos factores a través de sistemas de insonorización para reducir la potencia sonora , la instalación de un extractor externo o cambios en el motor.

La potencia extractora o potencia sonora y el nivel de ruido son dos factores clave en la elección de este electrodoméstico para la cocina hoy y combinan un alto rendimiento con un significativo de confort en el hogar. Y, por ello, tendremos que comparar varias marcas.

La marcas tienen modelos con una potencia de extracción máxima de 1200m3/h y un nivel de ruido de 35 dB. Dentro de la mismas marcas observamos otros modelos con una potencia de extracción de 380 m3/h y una potencia sonora de 69 dB, prueba de que estos conceptos no tienen porqué estar relacionados y son más bien el de ofrecer de diferentes modelos según la importancia que el consumidor le de a la misma.

Balay, por su parte, incluye en su colección campanas extractoras Extra Silencio. Una de las campanas Balay silenciosas más potentes de la marca tiene 870 m³/h de potencia de extracción máxima y 54 dB. Cata presenta la tecnología Silent Split, una gama de campanas extractoras silenciosas y potentes. Alguno de sus modelos alcanza una potencia de extracción de 660 m³/h y un nivel sonoro mínimo de 39 dB y máximo de 42.